Conversación ficticia:

Persona 1:Tio, el final del Señor de los Anillos es lamentable: justo cuando tiran el anillo al Monte del destino chaaaaaaaaaaaaan aparecen unas águilas gigantes y les salvan. Anda ya! Justo por los pelos para salvar al protagonista!!! Que típico. Quien se va a creer eso?

Persona 2: No, lo increible es que exsistan águilas gigantes, anillos que te hacen invisibles, magos, orcos, arboles que hablan y elfos de los bosques, y a ti no te parezca raro, no te jode! Lo del final es una insignificancia.....

Seguro que todos hemos pensado cosas parecidas alguna vez. En un obra de ficción hay un nivel de ficción aceptable, que el espectador/lector o lo que sea acepta. Un nivel de partida a partir del cual las cosas si deben de ser coherentes.

Esto se llama suspensión de la incredulidad (me encanta el nombre). En Ludosofía han dedicado un par de post sobre el tema.

Y por que me ha dado por pensar en este tema? Pues al ver el siguiente trailer de un manga de animación llamado Cat Shit One. Al loro:




Estos japos si que han suprimido la incredulidad....a cascoporro. Que no se lo han pensado dos veces, vamos.

1 Comment:

  1. rulosawa said...
    oye pues a mi me ha gustado mucho la animación, esta muy currada, y mola ver lindos conejitos armados hasta los dientes pateando el culo a unos camellos arabes malvados hahahhaha

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds